Pasar nuestra vida por el corazón

Re-Cordar, Raimat, LLeida, agosto 2016


Una buena ocasión para serenarnos, bajar el ritmo y disfrutar con tranquilidad de la oración... dejarme llevar por el Señor, que me fue guiando por sus caminos y a su manera, supuso un auténtico aprendizaje.

Llegamos a Raimat a media tarde de un caluroso día de agosto. 21 jóvenes venidos de todos los puntos de la geografía nacional nos encontrábamos en el Col.legi el Claver para participar en la experiencia «Re-Cordar». Todos veníamos con nuestras mochilas cargadas de expectativas, ilusiones, preocupaciones…pero ninguno podía imaginar lo que finalmente íbamos a vivir.

Fueron días muy intensos en los que gracias a la perfecta organización y coordinación de los acompañantes, hubo tiempo para todo: aprendizaje, oración, acompañamiento, ocio y, sobre todo, espacio para el encuentro personal con Jesús.

La experiencia tuvo dos partes bien diferenciadas. En la primera parte, recibimos formación teológica básica y formación en espiritualidad ignaciana. Esto nos proporcionó algunas claves que resultaron útiles para los Ejercicios Espirituales. Fueron días muy amenos en los que  participamos en dinámicas de grupo, debatimos, hicimos preguntas…pero también hubo espacio para la diversión, disfrutando de la piscina, haciendo deporte o simplemente charlando con los compañeros.

Las mañanas comenzaban con una oración comunitaria para agradecer todo lo vivido la jornada anterior y ofrecer al Señor la que teníamos por delante. Iniciar el día compartiendo con los demás contribuyó en buena medida a crear un ambiente de compañerismo y complicidad muy especial.

Al atardecer celebramos juntos la Eucaristía, animada por los que habían traído instrumentos y tenían dotes musicales. Además, aprovechamos estos momentos en comunidad para dar gracias e intercambiar nuestras inquietudes y sentimientos.

Cada noche, después de cenar, teníamos programada una actividad distinta. Entre otras, pudimos ver películas, escuchar testimonios estremecedores y gozar de magníficas actuaciones musicales.

La segunda parte de la experiencia consistió en realizar los Ejercicios Espirituales. Fue la parte esencial. Durante estos días volvimos a pasar por el corazón nuestras vidas e intentamos apreciar el paso de Dios por ellas y hallar su voluntad para con nosotros.

Alejados de la vorágine diaria de la vida laboral o universitaria, «Re-Cordar» fue una buena ocasión para serenarnos, bajar el ritmo y disfrutar con tranquilidad de la oración. Muchos estábamos en momentos de planteamiento de cuestiones importantes, de formular proyectos de futuro o de tomar decisiones y, sin duda,«Re-Cordar» fue una oportunidad ideal.  Para mí dejarme llevar por el Señor, que me fue guiando por sus caminos y a su manera, supuso un auténtico aprendizaje.

Puedo decir, sin miedo a exagerar, que «Re-Cordar» ha sido de las mejores experiencias que he vivido. Cualquier descripción que intente hacer siempre se quedará corta así que, como dice Jesús a sus discípulos en el Evangelio: «Venid y veréis». Me quedo con el agradecimiento, los amigos y el recuerdo de diez días que nunca olvidaré.

David Melián

Experiencias relacionadas

Taizé MAG+S

Desde finales de los años cincuenta, Taizé es un lugar de peregrinación y encuentro para jóvenes...

Ejercicios Espirituales MAG+S

"Los ejercicios espirituales se hacen para tomarse el Evangelio de Jesucristo en serio. Para...

Re-CORDAR

Releer la propia vida, y volver a pasar por el corazón el paso de Dios, esto es RE-CORDAR: una...

Ejercicios Espirituales ACI en Madrid

Una experiencia completa en 4 fines de semana (2 por curso), para conocernos desde los ojos de...

0
0
0
s2sdefault